Firma digital Fundación M. Trinidad Carreras

El día 8 de noviembre salimos de Lubango con destino a Ondjiva, al sur del país, frontera con Namibia.

Un viaje intenso y largo, donde pudimos apreciar los cambios en la naturaleza: del verde de la provincia de Lubango a la aridez y colores ocres de Cunene, prolongación del desierto de Namibia.

En la provincia de Cunene hay mucha ganadería pero no hay agua. Construyen en la tierra unos espacios de recogida de lluvia donde abastecen de agua a los animales y las personas.

Los pueblos de la zona son construcciones aisladas por familias que viven en espacios cercados. Por este motivo, son personas con dificultad para la socialización.