“El gran éxodo de los peluches”. Así lo llaman.  Llevamos 9 días de una guerra que no cesa. El dolor y el desconcierto que está sufriendo el pueblo ucraniano no puede dejarnos indiferentes.

Más de 2 millones de desplazados: un millón de desplazados por todo el país, en zonas rurales y, otro millón cruzando fronteras. La mayor parte mujeres y niños, personas mayores,… En los hospitales de Ucrania, los enfermos, niños y adultos que no han podido salir, siguen refugiados en los sótanos con la esperanza de que esto acabe.

Desde la Fundación podemos hacerlos presentes y solidarizarnos a través de todas las entidades, ongs y plataformas sociales que se han movilizado de manera rápida y eficaz. Si alguien desea hacerlo está el ACNUR, Save the Children, Unicef, Cruz Roja,…

Hacer presentes también a todas las personas que sufren guerras durante mucho tiempo y ahí siguen pero de las que apenas ya se dice nada.

Quizás aunque sea de manera simbólica podríamos hacer un minuto de silencio con una oración en nuestros centros un día y a la misma hora. Desde todos los países en los que estamos.

Nuestra oración y solidaridad, unida a nuestra denuncia e incorformidad por la violencia como via de solución de cualquier conflicto en el planeta.

AMA, SUEÑA, ACTÚA   

 

Mª Begoña Díaz de Diego

Directora de proyectos, Fundación M. Trinidad Carreras