El día 1 de agosto de 2022, tuvimos un encuentro con hermanas profesas jóvenes en el que pudimos compartir experiencias y necesidades de la Fundación y de sus proyectos.

Fue un día para recordar que la Fundación somos todas y que necesitamos de todas personas que quieran implicarse en este camino de solidaridad.

Cada participante, expuso las necesidades que tienen en sus países de destino y exploramos nuevas formas de colaboración conjunta. Establecimos a su vez, un camino de ida y vuelta. Ellas aportarán información sobre el estado actual de cada proyecto, apoyando la tarea de difusión de la Fundación en sus países de origen o destino con el objetivo de crear lazos y conectar la realidad de la ONGD con la dirección de la misma. La Fundación representada por los directores de proyecto y demás miembros de la junta directiva, se compromete a poner todos los medios con los que cuenta para conseguir que los proyectos sigan creciendo y solidificándose longitudinalmente.

¡Buen trabajo!