Miles de millones de personas en todo el mundo aún no están conectadas a internet, según un reciente informe de GSMA. Incluir a todas ellas dentro del mundo digital no solo es una cuestión de justicia social. El despliegue de tecnología, por ejemplo, el de muchos pequeños satélites para llevar Internet a todos los rincones también tiene que ver con las oportunidades, que se traducen en un aumento del bienestar común.

La Fundación M. Trinidad Carreras ha conseguido 100 ordenadores que serán distribuidos a los diferentes proyectos en Timor, Angola, Benín, Venezuela, Cabo Verde y algunos estarán destinados a l@s ucranian@s acogid@s en nuestros centros.

.

Mª Begoña Díaz de Diego

Directora de proyectos, Fundación M. Trinidad Carreras