Gracias a las donaciones recibidas en forma de ropa, calzado deportivo y balones de fútbol, hemos tenido la oportunidad de obsequiar con ello a los niños del orfanato Don Bosco (Benín). Los pequeños sintieron y manifestaron mucha gratitud y felicidad. Claro, a veces no caemos en la cuenta de la importancia que tiene en un país como Benín, poder contribuir a las necesidades básicas de las familias. Concretamente en el Orfanato Don Bosco, trabaja el Padre Aurelién (director), quién nos acompañó durante la visita y nos hizo de guía por las instalaciones.  Tuvimos la oportunidad de una interacción directa, donde además de los gestos de gratitud, los niños nos compartieron sus aspiraciones y sus planes de futuro. Gracias a los sacerdotes que lo dirigen por la gran labor de reinserción. Gracias a todos los donantes que hicieron un pequeño gesto con grandes repercusiones en la vida de los niños. Gracias también por comprometeros con el futuro de la infancia.

En esta ocasión, nuestra ayuda no quedó solo en el orfanato Don Bosco, también hemos distribuido ropa a familias de nuestro entorno cercano, familias con grandes carencias materiales.

#Dóndedebemosestar