¡Ya queda menos para terminar! Nos llena de ilusión compartir con vosotros en estas líneas nuestro gozo.

Como en cualquier proyecto que uno se proponga en la vida, nosotros también nos hemos encontrado con baches durante el proceso. Las inundaciones y posteriores faltas en el suministro eléctrico que trajo el ciclón Seroja, pusieron como se suele decir, patas arriba lo construido afectando en su mayor parte a los elementos de carpintería. Nada importante si pensamos en las miles de personas afectadas por el diluvio, que hizo desbordar las represas e inundó miles de casas.

Solamente falta para concluir la electricidad y las cocinas, que esperamos poder terminar entre los meses de agosto y septiembre, si el barro y las condiciones meteorológicas que constituyen un gran desafío nos lo permiten.

AMA, SUEÑA…CONSTRUYE.